5 de noviembre de 2012

ANTES Y DESPUES DE UN CABECERO DE CASTAÑO


Este es un cabecero de castaño que rescate del trastero.

Estaba acabado en gomalaca con un color nogal oscuro.

 Me intereso dejar a la vista el color del castaño original ya que al ser macizo y en madera vieja el color es precioso.
Mi propósito: dejar el aspecto rustico de la madera limpia, sin barnizar. 

Los pasos a seguír:
 - eliminar el acabado original. Lo más cómodo es utilizar decapante.

(Como la madera lavada me gusta mucho pero no la encuentro muy práctica)

-utilizar un barniz mate al agua para exterior, que se encuentra en una tienda de pinturas.
Diluir el barniz en un 60 % de agua, aplicar con brocha y después de secar pulír con lana de acero de  0000 
(Una nana extrafina que no ralla sino que pule) con ello se eliminan todos las posibles impurezas y los brillos de los brochazos.

Y ya lo tengo listo para colgar.
Desde Gijón con amor.
Susana


20 comentarios:

  1. Precioso!!!
    Te ha quedado una pieza con mucha personalidad!
    Que ambiente tan calido.
    Besos!!
    Veronica.

    Los mundos de Nika Vintage

    ResponderEliminar
  2. Se ha quedado impresionante, que manos tienes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado genial, muy bonito, un abrazo

    ResponderEliminar
  4. vaya cambio! yo nunca pensaria que el original pudiese quedar tan bonito! gran trabajo!

    ResponderEliminar
  5. Es una preciosidad y ademas me encantan estos muebles con historia. Bss guapa.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado fenomenal, pero si no parece el mismo! Mucho más bonito (para mi gusto) en su color natural, se ven mejor los detalles y es mucho más luminoso!
    Bss. Marta - mainsouris

    ResponderEliminar
  7. Ohhhhhh se paso . Yo morí por ese cabecero . Te ha quedado fabuloso

    ResponderEliminar
  8. Susanaaaa, que belleza de cabecero te ha quedado por favor... me matas! Me encanta lo viejo restaurado, lo vivido y lo trabajado... precioso! y la última foto... me provoca quedarme tooooda la mañana de domingo acurrucadita en la cama...
    Felicidades!
    Isabella

    ResponderEliminar
  9. simplemente genial!
    una pieza única y con un acabado exquisito

    ResponderEliminar
  10. Admiro este tipo de trabajos. La última imagen es realmente encantadora. Besos

    ResponderEliminar
  11. Realmente fantástico, no tengo cabecero y lo que busco es algo así, me encantaría hacerlo yo misma como tu, otra "joya blogera"
    Marina

    ResponderEliminar
  12. Susana, que resultado más precioso te ha quedado,que trabajo más bien hecho y como queda en la habitación ,elegante y con un toque rústico,le has dado a este precioso cabecero toda la nobleza que merecia,te felicito sinceramente !!!

    Un abrazo y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  13. que bonito cabecero, todo un acierto dejarlo en la tonalidad natural de su madera, de este modo las formas caprichosas de sus aguas y la talla toman una mayor presencia en el conjunto. Veo además, que ha quedado muy bien integrado en el conjunto del dormitorio :)

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué maravilla de cabecero! me ha enamorado.

    ResponderEliminar
  15. Te ha quedado genial, nunca he restaurado madera pero por como lo explicas parece que debería ir atreviéndome no?? Bueno, te ha quedado un cabecero de lujo!!
    Elisa
    www.thecraftcakemama.com

    ResponderEliminar
  16. Me encanta, me encanta y me encanta! Ha quedado estupendo. Adoro el interiorismo.
    Que tengas una buena semana.
    Besos

    www.mientrasdormiasenmadrid.com

    ResponderEliminar
  17. El cabecero te ha quedado precioso! Muy bien echo!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario :-)