25 de septiembre de 2012

Otra oportunidad

Unas cuantas puertas o contraventanas antiguas y voilà, una pared de cuento.

Desde Gijón con amor.

1 comentario:

Muchas gracias por tu comentario :-)