13 de junio de 2012

Mi cama de hierro


Cuando tuve que montar el dormitorio de mi hija tenía claro que quería ponerle la cama de hierro.

Las que más me gustan son las básicas tipo hospitalario o colegio antiguo, así que durante semanas tuve que vagar por rastros y chamarileros buscando. Por fin encontré esta que os muestro parecía que estaba completa y era bastante sencilla aunque estaba toda oxidada pero cuando llegue a casa descubrí que una de las piezas que soportaba un larguero estaba roto (aunque el gitano que me la había vendido me juro y perjuro que se podía armar perféctamente)

Por lo cual los pasos fueron:


  1. Llevar la cama a un chapista  para reponer la pieza defectuosa.  (lo arreglaron en un taller de coches que  me recomendaron) 
  2. Como estaba toda oxidada le eché un par de capas de Oxi-no. Lo descubrí cuando trabajaba en la escuela de restauración. Es un producto fantástico para los elementos oxidados que vayas a pintar, ya que convierte el oxido en una película negra que además sirve de base.¡¡DE VERDAD TOTALMENTE RECOMENDABLE!!
    Hace una reacción química, por lo visto esta formado básicamente por hidrógeno que es antagónico al oxigeno y lo elimina (
    no apto si  pretendes dejar la pieza en acabado metálico)
  3. Un par de capas de laca blanca (Como era para una niña utilice pintura al agua)
  4. Una patina a base de barniz incoloro y un poco de pintura gris para el acabado envejecido.
  5. Un par de capas de barniz incoloro al agua.
  6. El consabido acabado a la cera. 
Finalmente hacerme con un somier y un colchón.

El dosel de Ikea se lo regalé por su cumpleaños porque me tenia negra con los campamentos que me montaba con todas la mantas cojines y demás objetos que pillaba a mano y de momento ha funcionado no ha vuelto a montarme más tenderetes.

El resultado:
 Aquí lo tenéis. 







!DULCES SUEÑOS!

6 comentarios:

  1. qué preciosa, yo a mi hija le compré una de Ikea que imita a hierro aunque creo que es de acero (me imagino que sabrás cuál es porque sale mucho en los blogs) y aunque me gusta mucho no tiene esa autenticidad que tiene la tuya claro. Me gusta mucho también la cunita de la foto del post anterior.

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia, cuando la compre aun no había Ikea en Asturias sino seguro que hubiera ido de cabeza.
      Besinos

      Eliminar
  2. Me encanta, es preciosa. A mí también me gustaría ponerle a mi niño la cama metálica (estamos ya por pasar de cuna a cama) aunque me da cosilla porque se mueve tanto el bichillo... ¿Qué hago? jajajaja. Bueno, que me ha encantado, de verdad.
    Elisa
    www.thecraftcakemama.com

    ResponderEliminar
  3. Bueno si tienes miedo de que caiga ponle barandillas al principio, como hice yo.
    De poner y quitar. las venden en hipermercados o tiendas de bebes.
    Besos
    Susana

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario :-)